nutricionista Diana Rojas, nutricionista Bogota, nutricionista funcional, Nutryfit, sin gluten, dieta sin gluten, medicina funcional, Nutryfit, nutryfitco, nutricionista oncologica, nutricionista vegana, vegetariana, medicina funciona, nutricion funcional

 

 

El jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, es un producto químico muy utilizado en muchos de los productos que consumimos a diario, según la sociedad Americana de nutrición clínica (1) la adición de jarabe de maíz esta en más del 40% de los edulcorantes (endulzantes artificiales) de los alimentos y bebidas presentes en el mercado.

El jarabe de maíz puede tener 55-89% de fructosa y se deriva del maíz de menor costo, por eso su mayor preferencia por los fabricantes de alimentos, además es más dulce y se produce en mayor cantidad.

Se ha llegado a decir que la década de los 80 se relaciona con el inicio de la epidemia de la obesidad, ya que el boom de las porciones agrandadas, ademas la adición de el jarabe de maíz en las bebidas y refrescos, la realización de alimentos con mejores sabores y la regla de los fáciles y menos tiempo en preparación de alimentos afecto.

Actualmente, gracias a Dios!!! Somos más conscientes, y ya este paso de ser un edulcorante apto para diabéticos a uno muy dañino. Inicialmente se pensaba que la fructosa saludable y aconsejable para diabéticos, estudios han encontrado en ratas que un consumo alto de este, produce resistencia a la insulina, obesidad, diabetes mellitus tipo 2 y presión alta, y al darse cuenta esto la industria poco a poco ha ido bajando y algunos eliminando esto de sus productos. Esto se puede ver en uno de los documentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) muestran, la reducción del consumo de jarabe de maíz alto en fructosa desde 2002, (3).

No te dejes engañar. El jarabe de maíz altos en fructosa, todavía se esconde en muchos alimentos y debes examinar cuidadosamente las etiquetas para saber dónde se esconde.

 

 

¿Lugar del metabolismo del jarabe de maíz alto en fructosa?

El metabolismo de la fructosa es realizo en el hígado y ahí es donde comienzan las alteraciones metabólicas. estudios recientes dicen que el jarabe de maíz alto en fructosa tiene implicaciones en el apetito(4) , estimula la ganancia de peso más que el azúcar regular (1) y es más adictivo que la cocaína (6) y contribuye a la inflamación.

De igual manera, se ha comprobado que las altas dosis de fructosa pasan los orificios del revestimiento intestinal (7) lo que permite que los subproductos de las bacterias intestinales tóxicas y las proteínas de los alimentos parcialmente digeridos entren en el torrente sanguíneo y desencadenen la inflamación.

Debido a que la fructosa va directamente al hígado y desencadena la lipogénesis (la producción de grasas como los triglicéridos y el colesterol); Además otros estudios demuestran que la fructosa en altas dosis contribuye al desarrollo del hígado graso no alcohólico, aumentando la grasa hepática, la inflamación.

 

¿Qué hace que la fructosa en la fruta sea diferente a la del jarabe de maíz alto en fructosa?

Esto es de aclarar ¡La fruta es una excepción a la regla de la fructosa!!!. La fructosa natural en la fruta es parte de una compleja red de nutrientes y fibra y no exhibe los mismos efectos biológicos que la alta fructosa que se encuentra en el azúcar de maíz.

A menos que coma grandes cantidades de fruta, la fructosa no debería convertirse en un problema.

Cuando se come fruta, la cantidad de fructosa que ingiere es significativamente menor que en las bebidas endulzadas y sus efectos metabólicos son diferentes porque el aumento de la ingesta de fibra, vitaminas, minerales, fitonutrientes y antioxidantes ayuda a disminuir la absorción y mejorar el metabolismo.

Cuando la fructosa se transforma en jarabe de maíz con alto contenido de fructosa , se absorbe más rápidamente que el azúcar normal y entra a sus células sin ninguna ayuda. No requiere la ayuda de la insulina como lo hace la glucosa, ni la fibra y los nutrientes ayudan a amortiguar esa carga de fructosa. La fructosa se transforma directamente en el hígado, donde se producen estragos metabólicos.

 

¿Cómo puedo eliminar el jarabe de maíz altos en fructosa de mi alimentación?

La respuesta es simple, COMER ALIMENTOS REALES, ENTEROS Y SIN PROCESAR

Si compra alimentos envasados, lea cuidadosamente las etiquetas de los alimentos para identificar el azúcar ocultos , si tiene alguna duda, devuelvase al paquete. Si encuentra “jarabe de maíz con alto contenido de fructosa” o el nuevo término “azúcar de maíz” en la etiqueta, puede estar seguro de que no es un alimento completo, real, fresco y lleno de fibra, vitaminas, minerales, y antioxidantes.

Por esto si usted ¿Tiene sospechas que puede estar pasando por este problema? ¡Programe una consulta para identificar y de esa manera buscar soluciones para mejorar tu salud y alimentación !

Recuerda no es nutrición básica, es nutrición funcional, basada en tu metabolismo.

Consejos básicos y prácticos! 👩🏼‍⚕️🥝Nutricionista Dietista Díana Rojas 👩🏼‍⚕️

Nutricionista con enfoque funcional.

 

Programe su consulta:

☎️ Bogotá 4779154 – 3213438072

🏥 calle 119 # 7-13 consultorio 623 Edificio Santa Ana Medical Center

Referencias bibliografica

1 George A Bray, Samara Joy Nielsen y Barry M. Popkin, Consumption of high-fructose corn syrup in beverages may play a role in the epidemic of obesity The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 79, Issue 4, April 2004, Pages 537–543

2 Tappy L1, Lê KA., Metabolic effects of fructose and the worldwide increase in obesity.Physiol Rev. 2010 Jan;90(1):23-46. doi: 10.1152/physrev.00019.2009.

3 USDA – Sugar and Sweeteners Yearbook Tables

4 Richard J Johnson, Mark S Segal, Yuri Sautin, Takahiko Nakagawa, Daniel I Feig, Duk-Hee Kang, Michael S Gersch, Steven Benner y Laura G Sánchez-Lozada, Potential role of sugar (fructose) in the epidemic of hypertension, obesity and the metabolic syndrome, diabetes, kidney disease, and cardiovascular disease The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 86, Issue 4, October 2007, Pages 899–906

7 Jean Robert RapinI, III y Nicolas WiernspergerII, II, Possible Links between Intestinal Permeablity and Food Processing: A Potential Therapeutic Niche for Glutamine http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2898551/#!po=5.00000

8 Vos MB1, Lavine JE., Dietary fructose in nonalcoholic fatty liver disease Hepatology. 2013 Jun;57(6):2525-31

Dra. Diana Milena Rojas
Nutricionista Dietista- Pontificia Universidad Javeriana.
Magister Nutrition, Health and phisical activity. University I of Valencia.
Enfasis en medicina y nutrición funcional, kinesiología y naturopatia.
Coach Nutricional, Antropometrista.
Founder – Nutryfit

Calle 119 # 7-14 cons 623, Edificio Santa Ana Medical Center, Bogotá, Colombia
PBX 4779154/ 321 3438072

Síguenos en nuestras redes sociales

Escribe un comentario:

Deja un comentario

Nutryfit. Nutrición en Bogotá   
     © 2015 Nutryfit SAS

Sigue a Nutyfit en:              

Todos los derechos reservados. Ninguna parte del desarrollo, contenido, o retroalimentación puede ser reproducida sin la aprobación escrita de Nutryfit
A %d blogueros les gusta esto: