Algunas grasas y aceites se pueden usar al cocinar a altas temperaturas, mientras que otras son más adecuadas para usar a fuego bajo o sin calor. La siguiente guía enumera los aceites de cocina preferidos, desde la perspectiva de medicina y nutrición funcional, sus puntos de humo y sus mejores usos.

El punto de humo de una grasa o aceite es la temperatura a la cual el aceite se quema y se daña. Los puntos de humo de una grasa o aceite pueden variar según la calidad y variedad de los ingredientes de origen, y si la grasa o el aceite se han refinado.

Es importante no exceder un punto de humo de grasa o aceite al cocinar.

Aceite de aguacate, depende del origen se puede cocinar.o usar como aderezo.

Mantequilla ghee: mantequilla clarificada, muy usada en la alimentación ayurvedica, se puede usar para preparaciones y para hornear. Ademas de dar un agradable sabor a los alimentos, tiene vitaminas D y A, grasas omega-3 y ácido butírico, que pueden aumentar la inmunidad y ayudar a la inflamación, además de proteger contra el cáncer de colon.

Aceite de coco: Cocinar a fuego alto, saltear, hornear, no reutilizar.

Aceite de oliva: para saltear y no para cocinar alimentos que requieren tiempos prolongados de cocción.

Mantequilla tradicionalismos: yo en mi práctica no la recomiendo, prefiero usar mantequilla ghee, por ser más saludable y no presenta proceso de hidrogenación y calentamiento para volverla solida. Estas grasas y aceites también son ricos en ácidos grasos omega-6, que puede causar inflamación crónica en el cuerpo.

Aceite de sesomo: tiene un alto contenido de antioxidantes.

aceite de nuez también son maravillosos crudos y son excelentes aderezos. 
El aumento del consumo de aceites vegetales omega-6, que son altamente inflamatorios para el cuerpo e inestables, ha aumentado posteriormente las enfermedades inflamatorias.

La Cándida, probablemente es la forma más común de levadura en el cuerpo, puede formar toxinas que están asociadas con muchas enfermedades crónicas, con una característica en común llamada inflamación.
La Cándida también puede ser invasiva, adhiriéndose a la pared intestinal causando el síndrome de “intestino permeable”, debilitando su función autoinmune e incrementando sensibilidades y alergias alimentarias puede afectar la absorción de vitaminas y minerales, causando una variedad de desórdenes intestinales. La Cándida en exceso carga la función mitocondrial. Algunas de las causas de su crecimiento se atribuye al consumo elevando de azúcares, deficiencias inmunes selectivas o combinadas, e irregularidades genéticas.

existe una variedad de opciones de tratamiento disponibles, desde la perspectiva funcional el uso de aceites esenciales, vitaminas, antioxidantes, y modificación de la dieta. Un diagnóstico y tratamiento oportuno permite resultados positivos para la salud incluyendo disminución de la fatiga, mejoría en el funcionamiento intestinal, aumento en energía, mayor concentración, mejores patrones de sueño, y disminución en dolor abdominal.

Recuerda no es nutrición básica, es nutrición funcional, basada en tu metabolismo.

Consejos básicos y prácticos! Nutricionista Dietista Díana Rojas

¿Que aceite utilizar?
Scroll hacia arriba